El plan de estudios vigente de la carrera Licenciatura en Nutrición data del año 1986. En vista del tiempo transcurrido desde su creación y la complejidad de los procesos sociales actuales, es que la Escuela de Nutrición ha resuelto entrar en el proceso de Reforma Curricular (RC).

Este proceso involucra a toda la comunidad de esta unidad académica, pues requiere de la reflexión acerca de nuestras fortalezas y debilidades institucionales y disciplinares.

La principal motivación que orienta este proceso la constituye la tensa relación actual que se establece entre el perfil profesional propuesto y la práctica profesional real y efectiva que asumirán los egresados al terminar la carrera. En otras palabras, se trata de que los estudiantes puedan aprender no sólo lo exigible por los empleadores más esperables, sino que su formación esté atravesada por el desarrollo de la autorreflexión permanente y la actitud y pensamiento crítico.

En este sentido, creemos firmemente que la Universidad actual debe asumir los desafíos que le presenta un mundo globalizado, la sociedad del conocimiento y el papel de la ciencia y la tecnología en la formación de profesionales capaces de operar como conciencia crítica de la sociedad (1).

Resulta fundamental poner en tensión los marcos conceptuales para comprender y abordar la complejidad de la Ciencia de la Nutrición, reconociendo su evolución y avance, tanto en lo referente a la vinculación de la alimentación con el proceso salud-enfermedad y sus determinantes sociales, como en el campo de la tecnología e industria alimentaria, que ocupan un lugar relevante en la agenda pública. No obstante estos avances, debe darse relevancia y visibilidad a la situación alimentaria nutricional en el marco del reconocimiento y promoción de los derechos humanos.

En este sentido, es primordial que la carrera cuente con un plan de estudios orientado al desarrollo de habilidades, capacidades, destrezas y conocimientos teóricos propios de la profesión.

Este proceso de RC que proponemos desarrollar conjuntamente se inscribe en la idea de instalar el proceso educativo en el marco de las demandas sociales, con una connotación ético-política, que logre trascender la formación técnica de profesionales de la Nutrición para el desarrollo económico en una sociedad de mercado.

Tal desafío constituye una responsabilidad compartida por todo el colectivo de la Escuela de Nutrición. Por consiguiente, resulta sumamente valiosa la participación y aportes de todos y cada uno de sus integrantes en las diferentes instancias de este proceso.

¡Quedan todos invitados a participar!

(1) Del Basto, LM. Reflexión sobre el currículo universitario desde la teoría discursiva de la educación. En: Revista ieRed: Revista Electrónica de la Red de Investigación Educativa [en línea]. Vol.1, No.3 (Julio - Diciembre de 2005). Disponible en Internet: http://revista.iered.org
ISSN 1794-8061 Consultado 1 de Agosto de 2013.

Información adicional

sex hatlar#305;